Otro sitio más de WordPress.com

Más reciente

Diego

 
Diego
 
 Óleo sobre lienzo 81×60 cm. Pintado en el año 2007.
 

Aquí Diego, se prepara para recibir su primera comunión, unos momentos antes de partir para la iglesia. Fue un día inolvidable, recuerdo que mi sobrino lo vivió con la alegría que merece ese día tan especial, sabiendo la importancia que tiene recibir por primera vez a nuestro Señor. Le hice unas cuantas preguntas, a las que me respondió con tanto amor hacia Jesús que jamás lo olvidaré.

Diego, te quiero. Espero que te guste… te lo mandaré pronto, tiene que secarse.

Anuncios

Mis dos primeros cuadros

  Mis dos primeros cuadros

El Tirol

Óleo sobre lienzo 41×33 cm.

Este paisaje del Tirol, Italia, es mi primer cuadro original, lo pinté por mi cuenta en casa, no lo llevé a clase de pintura.

Marina 

 Óleo sobre tabla 40×30 cm.

La réplica de esta marina es mi primer cuadro.

 Lo pinté en clase de pintura sobre una tabla, tal como mi profesor Ángel Rueda , me indicó. Desde aquí quiero agradecerle todo lo que me enseñó. Fueron unas clases que nunca olvidaré, hice grandes amigas…hace mas de cuatro años que dejé de asistir a las clases. Ángel Rueda es un magnífico pintor alcañizano. 

Montmartre y Jarrón de peonias

Montmartre
 

Óleo sobre lienzo 65×50 cm.

Réplica del cuadro de Stanislas Lépine, 1835-1892, titulado “Montmartre”. Pintado en el año 2000.

Lépine pintó “Montmartre” hacia 1878. La calle Saint-Vincent fue la más retratada por los pintores. Acogía a vagabundos y artistas en busca de gloria. Inspiró a numerosos pintores, desde Lépine a Utrillo pasando por Quizet. Leprin, Heuzé o Maclet, y sus telas hicieron célebre en el mundo entero este barrio de París.

Lépine, injustamente considerado como un maestro menor del impresionísmo, da aquí una lección a los más grandes. El lugar, tratado a la manera de Carot, se ha captado en una tarde soleada. Las casas, los árboles, los habitantes platicando en el umbral de la puerta y la indolencia de esa mujer de regreso del mercado o del lavadero reflejan la calma de la vida en la Butte. Las cosas han cambiado mucho.

El cuadro adquirido por Fauvel Rigolos, salió hacia Buenos Aires. Luego fue adquirido por Eduardo Mollard, quien lo legó al Estado francés. Ubicado primero en el Jeu de Paume, pasó al Musée d’Orsay en 1986.

Jarrón de peonias sobre peana

Óleo sobre lienzo 65×50 cm. 

Réplica del cuadro “jarrón de peonias sobre peana” de Edouard Manet. Pintado en el año 2000.

El jarrón de estilo Napoleón III, realza la elegancia natural de estas flores a punto de marchitarse. Al sugerir un esplendor abocado a la desaparición, la tela de Manet se opone a los ramos de flores llenos de exuberancia de Monet o Courbet.

Van Gogh quedó impresionado por el cuadro de Manet, del que admiró la pincelada gruesa y generosa.

Manet pintó el cuadro original en 1864, actualmente se puede contemplar en el Musée d´Orsay, París.

Ntra. Sra. de los Dolores

 
Ntra. Sra. de los Dolores
 

Óleo sobre lienzo 55×46 cm.

Hoy, Viernes Santo, he querido poner este cuadro de Ntra. Sra. de los Dolores del Sagrario Abandonado por lo que representa, pintado en el 2004.

Esta imagen se venera en Morón de la Frontera, Sevilla. Las lágrimas del rostro muestran el dolor de su Corazón.

Lleva varios broches y rosarios, regalo de los fieles por las gracias recibidas.

Todo comenzó la noche de la Inmaculada del 2003, cuando Don Francisco Sánchez Ventura, mi marido y yo fuimos a Morón. Allí nos unimos al grupo de oración que acompaña a Carlos, “el profeta”, como le llaman, un joven vidente que sufre los estigmas. 

Aquella noche subimos a la sierra rezando el rosario cantado. Junto a la hoguera que alguien encendió , nos contaron infinidad de cosas que a ellos les habían pasado. Aseguraron varios de ellos que la Sta. Virgen se les había aparecido en aquel lugar. Recogimos sus testimonios y uniéndolos a los nuestros escribimos un libro titulado:”Las Apariciones de Morón de la Frontera”.

Esa noche jamás la olvidaré. De repente dejó de hacer frío. Un intenso perfume a rosas iba y venía, unos lo olían y otros no, lo que prueba su origen sobrenatural (la presencia de la Stma. Virgen). El Cielo se manifestó a través de Carlos y nos dió unos mensajes. Lloré emocionada, fue maravilloso.

El Señor le dijo a mi esposo a través de Carlos: “Tu alma es limpia hijo mío. Mi Corazón está contigo. Esos rayos de la Divina Misericordia que tu esposa sabe plasmar con sus manos, habitarán siempre en tu corazón dados por mi Corazón”. Todo quedó grabado en un magnetofón. Puedo asegurar que Carlos desconocía que yo hubiese pintado el cuadro de la Divina Misericordia. Esa noche me dijo: ¿Por qué no pintas a Nuestra Madre?…y así lo hice. Este es el cuadro. Me guié por la estampita que ellos editan y unas fotos que mi esposo hizo a la imagen de Ntra. Sra. de los Dolores del Sagrario Abandonado.

En casos de apariciones es mejor creer que no creer, porque si se cree y se prueba que son verdaderas, se tendrá el gozo de haber creído, porque Nuestra Señora del Cielo así lo pidió…y si se cree y no son verdaderas, recibirás las bendiciones como si hubieran sido verdaderas, porque hemos creido que lo son.

Para aquellos que crean, ninguna explicación es necesaria, y para aquellos que no creen, ninguna explicación es posible“. Palabras del Papa Urbano VIII (1623-1644).

Puerta hacia el pretérito

 
Puerta hacia el pretérito
  

Óleo sobre lienzo 65×50 cm.

Réplica del cuadro de Isabel Guerra titulado:”Puerta hacia el pretérito”. Lo pinté en el año 2001.

Como ya dije en el cuadro titulado:”El resplandor de su invisible presencia”, he pintado cuatro réplicas de Isabel Guerra. Éste es la cuarta, así que ya los he mostrado todos. En la actualidad me dedico a pintar mis propios originales.

Como en todos los cuadros de esta maravillosa pintora, la luz es la protagonista. 

  

Nocturno

 
Nocturno de Alcañiz
 
 

Óleo sobre lienzo 46×33 cm.

Una noche al salir de casa para dar un paseo, ví la luna que iluminaba el campo y parte del pueblo que se divisa desde mi casa. Me pareció tan bonito que decidí pintarlo. Ese verano, hice el cuadro, recuerdo que salía a la calle para pintar las luces que rodean la montaña donde está el castillo (Parador Nacional). Desde mi ventana, ante el caballete podía ver el paisaje nocturno, las luces… blanca en el castillo, amarilla en la Excolegiata, iglesia Sta María la Mayor, a su derecha se ve la torre de la iglesia de los Escolapios, colegio al que fue mi hijo. Al fondo, unas luces que corresponden al polígono industrial, más a la derecha se ven unas casitas, con luz amarilla:”el cuartelillo”.

Entre el pueblo y donde yo vivo, hay campos de árboles que según la estación del año cambian de color, es una vista preciosa. Cada mañana veo salir el sol detrás de las montañas que hay a la izquierda de la iglesia.

Lo pinté en el año 2000.

 

Padre Pío

 
Padre Pío
 

Óleo sobre lienzo 73×60 cm.

El P.Pío nace en Pietrelcina, provincia de Benevento, Italia, el 25 de mayo de 1887.

Oficialmente reconocido como el primer sacerdote estigmatizado de la historia. Tuvo bilocaciones y don de lenguas.

Los milagros atribuidos a este santo alcanzan hoy día cífras realmente impresionantes.

Este cuadro lo pinté por encargo de Don Francisco Sánchez Ventura, gran escritor mariano, autor del libro titulado:” El Padre Pío de Pietrelcina, un caso inaudito en la historia de la Iglesia”.

Un día me pidió que pintase un retrato del Padre Pío para colocarlo en la capilla del hotel “La Pardina”, en Sabiñánigo. Lugar en el que se celebran varios cursillos marianos al año. Anteriormente, llevé a uno de esos cursillos, el primer cuadro que pinté de la Divina Misericordia. Durante todo el cursillo, el cuadro estuvo presidiéndolo. Se rezó ante él, el rosario de la Misericordia. Todo ésto me hizo sentir muy feliz. Decidí entonces regalarle el cuadro a Don Francisco, lo tiene en un sitio preferente en su salón.

Actualmente, en el lugar que ocupó el cuadro de la Divina Misericordia, está el cuadro del Padre Pío.  

Capilla del hotel La Pardina, Sabiñánigo, Huesca.  

Celebración de la Santa Misa en la capilla de La Pardina.